Yoyo de BabyZen

Tenemos nuevo carrito y ¡¡¡me ENCANTA!!! Llevaba desde el embarazo rondándolo porque es perfecto para los viajes por su ligereza y lo sencillo que es de abrir y cerrar. Nos hemos decidido a comprarlo por varias razones:

  • Que Eva empieza a pesar y moverse más. Portear unas horas es comodísimo, pero cargarla el día entero (como ocurre en muchos viajes) es demasiado.
  • Que si cenamos o comemos por ahí en algún viaje es más práctico porque se queda dormidita enseguida en él.
  • Que va más fresquita que en la mochila y en alguno de los destinos lo agradecemos ambas.

Eva echando una siesta.

Eva echando una siesta.

  • Que unos amigos en Corea llevaban este mismo carrito y Dani pudo verlo y enamorarse de él (yo ya lo tenía visto, probado y bien guardadito en el rincón del cerebro que reservo para compras venideras).
  • Que es fabuloso.

Por qué la Yoyo de Babyzen

No nos valía cualquier sillita plegable: si ocupaba una mano ya no nos valía, como ocurre con la grandísima mayoría de los carritos de tijera. Muchas veces tengo que desplazarme yo sóla y si no no doy a basto.

Saliendo del tren con el carrito plegado.

Saliendo del tren con el carrito plegado.

No es un carrito barato, pero ha sido una buena inversión porque lo vamos a usar muchísimo. Son muchas las características que nos encantan de la Yoyo:

  • Es ligerísima, pesa sólo cuatro kilos y pico.
  • Es increíblemente compacta, de hecho cabe como equipaje de mano. Existe una un pelo más compacta: la GB Pockit, pero es sensiblemente menos cómoda porque es más difícil de plegar, es menos robusta, el manejo es más incómodo, la sombrilla es pequeñísima… En definitiva, a nosotros no nos convencía tanto.
Cabe como equipaje de mano en los aviones.

Cabe como equipaje de mano en los aviones.

  • Se cierra y se abre con una sola mano mientras con la otra sujetas al niño. Aquí os dejo el vídeo para que veáis el funcionamiento. Para los viajes es lo más cómodo: por si queréis entrar en el metro, subir a un tranvía o un tramo de escaleras, coger un taxi, etc.

¡Se abre con una mano en un segundo!

  • La capota (de muy buen tamaño a diferencia de lo que suele ocurrir en la mayoría de carritos plegables) tiene un trocito transparente en la parte superior para ver al pequeñajo.
  • Tiene el manillar corrido de modo que se puede manejar con una sóla mano. La tracción en las cuatro ruedas hace que se mueva facilísimo.
Manejando el carrito con una sóla mano.

Manejando el carrito con una sóla mano.

  • Es sorprendentemente robusta. Uno se imagina que un carrito plegable (y más si es tan compacto) es más bien endeble, pero no es el caso.
  • Aprovecha muy bien el ancho del carrito, de modo que apenas sobresalen el chasis o las ruedas. Esto permite que quepa por cualquier sitio y el niño tiene mucho espacio.
Eva está comodísima en él.

Eva está comodísima en él.

  • Tiene mucho espacio de almacenaje, tanto en la bolsa inferior como en dos compartimentos de la parte trasera (uno de ellos con cremallera, viene muy bien para la cartera y el móvil).
  • La capota se ciñe en la parte de abajo con velcros que podemos soltar para que corra el aire incluso con la capota puesta para que proteja del sol.
  • El asiento es abatible. Eva se ha dormido unas siestas buenísimas en este carrito.
Eva dormidita.

Eva dormidita.

  • Tiene una correa acolchada para poder llevarlo colgado del hombro. Asimismo, las correas de seguridad para el niño también están acolchadas para que vaya más cómodo.
  • Existe la posibilidad de ponerle el pack de fundas Recién Nacido para convertir el carrito en capazo y utilizar desde el primer día.
  • Se puede acoplar una silla de coche. Esto es poco usual en carritos plegables.
  • Viene guardado en su propia bolsa de tela.
En uno de los viajes de este verano.

En uno de los viajes de este verano.

A la hora de comprar

Ojo porque siguen ofertando el modelo anterior por el mismo precio en casi todas partes. Es también muy bueno pero al modelo del 2016 le han añadido algunas mejoras como ampliar la capota o el espacio de almacenaje.

Podéis configurar el color del chasis (blanco o negro) y de la capota y colchoneta (taupe, rosa, rojo, azul, gris o negro). Existen gadgets como ganchos para el manillar o portavasos. Nosotros de momento no le hemos añadido nada.

Divirtiéndonos por Málaga.

Divirtiéndonos por Málaga.

Al principio quisimos comprarlo en unos grandes almacenes por si ocurría algo poder llevarlo a reparar o cambiar en cualquier ciudad, pero nos fueron retrasando cada vez más y más la fecha de entrega (además de ser sensiblemente más caro).

Finalmente me decidí por comprarlo en Crioh. Pues encantada con la elección, oye. Me atendieron muy amables por teléfono, lo encargué un martes por la tarde y al día siguiente por la mañana ya lo había recibido. Además añadieron una colchoneta que de momento no le he puesto porque creo que le va a dar mucho calor y bastante tenemos ya, una bolsa cambiador, bonita, grande y con muchos compartimentos y el plástico protector para la lluvia en su bolsita más compacto que he visto (a juego con el carrito, ¡pero qué maravilla!). Nos resultó BASTANTE más barato y además la garantía incluye recogida en domicilio en caso de avería, de modo que ese miedo quedó resuelto.

Podría seguir contando durante mucho tiempo las bondades de este carrito que me ha arrebatado el corazón, pero tengo un antojo irresistible de seguir probándolo e irme ahora mismo a dar un paseo con la castorcita.

De paseo con Eva.

De paseo con Eva.

Un último consejo: a mí me resulta muy práctico poner todos los bultos (manta, potitos, toallitas…) en una bolsa de tela en la parte inferior en vez de llevarlo todo desperdigado. Así, si hay que plegar el carrito rápidamente no me vuelvo loca recogiendo uno a uno todos los objetos.

¿Os ha gustado? ¿Lo conocíais ya? ¿Alguno lo ha probado?

También te puede interesar...

Anterior

Votación sobre pañales

Siguiente

El gateo

10 Comentarios

  1. Laura

    Qué pasadaaaa! Lo quiero!!

  2. Hémera

    Hola!!!! Enhorabuena por el blog. Me encanta! Una pregunta, a partir de qué edad se usa esta silla? Y aparte del plegado, en qué se diferencia del bogaboo? Estoy embarazada de 7 meses y a mí me han dejado el bugaboo pero no me cabe en el ascensor y vivo en un noveno…bueno, muchas gracias!! Y saludos a Dani, que he tocado con él un par de veces, por cierto!! (Soy contrabajista ) tenéis una hija preciosa!!

    • ¡Hola Hémera! ¡Enhorabuena, ya te queda poquito!
      El carrito se puede utilizar desde el primer día con el pack recién nacido. Yo tengo el Bugaboo y lo utilizo sólo en casa, este carrito está concebido como cualquiera de los plegables, por tanto no es tan robusto ni se puede elegir poner al niño mirando hacia ti cuando está en versión sillita (en capazo sí va en la posición habitual). El tamaño de las ruedas, lógicamente, es mucho menor, así como el de los amortiguadores. Con el Bugaboo puedes ir al monte y el bebé casi ni se mueve
      Por otra parte, a pesar de ser una sillita plegable la Yoyo es increíblemente cómoda y manejable, muchísimo más que cualquier otra que haya visto. Hay gente que la utiliza como carrito único. Cabe en cualquier parte, el almacenaje es mayor que en el Bugaboo y el freno está en el pie (yo lo prefiero). Son carritos concebidos para diferentes fines. No sé si te ha aclarado un poco. Si tienes la oportunidad, te recomiendo que las veas en directo, eso te ayudará mucho.
      Dani te manda recuerdos, cuéntanos por qué te decides al final. ¡Un abrazo!

      • Hémera

        Mil gracias!!!! Hoy me acerqué al Corte Inglés a ver si la veía pero me dijeron que ya no la trabajan, pero vamos que estoy bastante decidida, la verdad es que ha sido un gran descubrimiento. Bueno pues ya os contaré. Encantada de hablar contigo y muchas gracias!!

        • De nada Hémera, me alegro de que te haya gustado. Que vaya todo genial, mantennos informados de si te gusta tanto como a nosotros. Mucha suerte con todo, ¡un beso!

        • gisela navarro sanchez

          Hola, estoy embarazada de 3meses y estoy empezando a mirar carros; me he fijado en el yoyo porque es bastante pequeño, yo mido 1.56 y no me gustan los carros grandes jjj Mi duda es sobre el capazo, ya que en la tienda (todavía no lo he visto, fui al corte inglés y no lo tenían) me han dicho que es saco blando no duro, vi el bugaboo bee en saco y no me gustó nada, me parece mucho mas cómodo y recogido el rígido, ¿que tal vuestra experiencia con el saco? y luego preguntar si os está saliendo bueno, si se os rompen las ruedas… me da miedo que sea frágil o endeble GRACIAS CHICAS

          • ¡Hola Gisela!
            Enhorabuena por tu embarazo. Te voy contestando punto por punto, que si no me lío
            -CREO que El Corte Ingles ya no lo comercializa y, si lo hace, no lo tiene nunca en tienda. No estoy segura pero es lo que me habéis hecho saber algunas de vosotras de diferentes ciudades a través de mensajes. Si me dices dónde vives igual te puedo ayudar a localizar algún punto donde lo puedas ver.
            -Yo lo compré cuando Eva tenía nueve o diez meses, es decir, que no he probado el capazo (lo haré con el siguiente si lo hay ).
            -Pensaba exactamente lo mismo que tú sobre el capazo rígido cuando estaba embarazada. Luego heredamos un Bugaboo Camaleón, que tiene el capazo blando, y con ese nos quedamos al final. Tiene algunas ventajas, como que es bastante más fresquito ahora en verano y que los capazos rígidos se les quedan pequeños antes. Aun así, si te soy sincera, para nuestro estilo de vida nos resultaba más cómodo el porteo y el carrito lo hemos usado muy poco durante los primeros meses. No sé cuáles son tus circunstancias personales, pero aunque parezca mentira los primeros seis meses (que es más o menos el tiempo que usan el capazo) ¡se pasan rapidísimo! Cuando yo estaba embarazada, claro, me daba igual, pero un consejo es que si vas a coger un cochecito convertible te fijes más en la sillita que en el capazo, porque lo usaras muchísimo más tiempo.
            -Tienes que tener en cuenta que el Yoyo es un carrito plegable. Es increíblemente robusto y no nos ha dado ningún problema, está como nuevo (con todo el trote que le hemos dado). Aún así es imposible que tenga la amortiguación de un Stokke o un Bugaboo, claro, porque no se podría plegar. Tiene otro tipo de ventajas. Para mí y mi estilo de vida importantísimas, claro.
            Espero que te sirva de ayuda, ¡un beso!

  3. Pablo

    ¡Me dan ganas de comprarme uno para mí! ¡Qué chulo es!

  4. Hémera

    ¡Hola otra vez!
    Sólo para decirte que al final nos compramos la yoyo. Yo ya tenía un Bugaboo heredado así que la inversión la hicimos en una buena silla. Y fue gracias a este post. Yo nunca había oído hablar de ella pero es increíble. Para mí muchísimo mejor que las tipo paraguas. El mancillar corrido y el plegado son súuuuper cómodos. Así que te doy mil gracias por el post y el blog en general.
    ¡Un saludo para tí y para toda esa familia maravillosa!

    • ¡Hola, Hémera!
      Muchísimas gracias por decirlo, a veces escribir un blog desanima un poco porque es muuuucho trabajo a cambio de nada, ¡pero por comentarios como este merece la pena!
      Nosotros seguimos encantados con el yoyo (también habíamos heredado un Bugaboo). Cuando Samuel crezca un poco lo heredará y probaremos a comprarle el patinete a Eva, a ver qué tal nos s apañamos.
      ¡Un beso grande!

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén