Habéis superado una parte importante del trayecto: la llegada al aeropuerto, controles, esperas y colas. ¡Ahora ya sólo os queda lo CASI más difícil! Porque, preparaos: lo peor es la llegada con todos cansados. Pero ese es otro tema, vayamos pasito a pasito.

Leer más