¿Sabéis de qué me arrepiento del embarazo de Eva? De no tener ninguna fotografía decente. Ya lo sé: a ninguna nos apetece ser retratadas en el tercer trimestre cuando nos vemos tan hinchadas y cansadas, pero es una etapa preciosa que pasa rapidísimo y que en algún momento querremos rememorar. No necesitáis doscientas fotos, con que podáis seleccionar tres o cuatro es suficiente.

Leer más