Hemos pasado una semana en este pueblecito de Mallorca y ha resultado ser un paraíso. Han sido unas vacaciones (para mi y los niños, Dani tenía que trabajar) muy diferentes de lo que acostumbramos: normalmente visitamos ciudades con una oferta cultural tan amplia que nos pasamos todo el día viendo museos, monumentos y calles. Esta vez ha sido un viaje de DESCANSO.

Leer más