Porteo

La entrada de hoy versa sobre el porteo y sobre cómo nos ayuda a Dani y a mí. Yo tenía muy claro que este sistema me iba a gustar a pesar de que a gente cercana a mí no le había dado buen resultado. Como ya sabéis cada niño es un mundo y lo que para nosotros puede resultar genial a otros no gustarles nada, os cuento siempre mi experiencia.

En otro post os hablaré de las diferentes opciones de porteo ergonómico que hemos probado, tenemos o hemos estudiado. De momento deciros que hasta ahora, que Eva tiene siete meses, lo que más hemos utilizado es la mochila (sobre todo la Boba 4G), por lo rápida que es de poner y quitar. El ratoncito gatea desde los seis meses, de modo que así es más fácil subirla y bajarla cuando se cansa.  El fular elástico también me ha resultado muy cómodo. Lo utilizo sobre todo dentro de casa porque reparte muy bien el peso. Sin embargo, si voy a pasar bastante tiempo fuera de ella es un poco latoso porque al ser tan largo no puedo reanudarlo sin dejarla y no siempre hay un sitio en el que hacerlo.

En el fular elástico. Primer viaje a Lisboa.

El el fular elástico. Primer viaje a Lisboa.

Comenzó como una solución para los viajes, ya que en ciudades como Lisboa o Sevilla es impensable llevar un carrito: todas las calles con adoquines, muchos boquetes, aceras que miden 10 centímetros, una calle en cuesta con 85 millones de escaleras, el metro o tranvía… En fin, podría poner más de un millón de ejemplos. También resulta muy práctico que pueda tomar el pecho en la mochila, entre eso y el calorcito que nos damos va como una reina. También la gente de nuestro entorno que la lleva lo disfruta mucho, y para muestra su orgulloso tío (mi hermano):

Con su tío en la mochila. Viaje a Florencia.

Con su tío en la mochila. Viaje a Florencia.

La verdad es que también porteamos en el día a día. Tened en cuenta que vivimos en un tercero sin ascensor, que las familias de ambos viven en otras ciudades y que tampoco contamos con otro tipo de ayuda en casa, de modo que tenemos niña las 24 horas del día sin descanso. Si se pone mimosa y hay que preparar la comida, planchar, preparar una clase o hacer la compra… No nos queda otra opción que hacerlo con ella encima. En definitiva, el bugaboo es genial, pero para el día a día utilizamos mucho más la mochila. De hecho, nosotros tenemos dos y una de ellas la dejamos siempre en la bolsa del carrito por si se pone a llorar en mitad de la calle, o necesitamos sacarla por cualquier motivo.

Con Dani en la mochila. Segundo viaje a Lisboa.

Con Dani en la mochila. Segundo viaje a Lisboa.

Varios consejos para portear con ella en invierno:

  • Los monos tan abrigaditos. Este me lo regaló mi tía y además de estar adorable protege muy bien contra el frío, es de babyGap. Además se pone y se quita muy rápido gracias a la cremallera.

Eva con mono

  • Utilizar este tipo de prenda a caballo entre poncho y chaquetón con el que se puede envolver a la niña para darle una protección extra. Este en particular es de Bimba y Lola.
Las dos bien abrigadas.

Las dos bien abrigadas.

  • En lugar de llevarle una manta (que ocupa bastante) utilizar un pañuelo o fular abrigado con el que podáis rodearla en caso de necesidad, y el resto del tiempo podéis llevarlo colgando del cuello o anudado en una correa.

Con Eva en Florencia

  • No llevéis bolso, resulta más cómoda una mochilita.

Con Eva en Florencia

De momento esta es nuestra experiencia con el frío, cuando llegue el verano tendremos que descubrir nuevos trucos para combatir el calor.

¿Vosotros también porteáis? ¿Conocéis algún otro truco que me haya dejado en el tintero?

También te puede interesar...

Anterior

PJ Mamma

Siguiente

Cucharas, cucharas, cucharas

8 Comentarios

  1. Maria

    Me encantan las fotos! Yo tenia el fular pero Lorena protestaba y ahora voy tambien con mochila y mejor, aunque empieza a pesar y se le va a quedar pequeña jejeje. Nosotros aun no hemos viajado pero apunto todo lo que digas para cuando lo hagamos.

    • ¡Gracias María! Si se le está quedando pequeña, ¿has oído hablar de las mochilas toddler? Son especialmente grandes y acolchadas para niños un poco mayores. ¡Lo del peso ya depende del aguante de cada uno! Nosotros aún no hemos llegado a esa situación, supongo que estudiaremos una sillita plegable para los viajes y en casa para entonces será un poco más independiente, pero ya os contaré cuando lleguemos

  2. AlbayNico

    Yo tengo la ergobaby y super contenta. La uso casi más dentro de casa como tú dices!

    • Sí, Alba, cuando descubres que puede ser una buena aliada se convierte en imprescindible, ¿verdad?
      Nosotros también estuvimos tentados de coger la Ergobaby aunque al final nos decidimos por la Boba, me parecía muy útil el gran bolsillo de la primera

      • AlbayNico

        A mi es lo que me convenció por esa y genial porque cabe muy bien un pañal y unas toallitas!

        • Sí Alba, yo estoy muy contenta con la Boba pero sería genial si tuviera un espacio mayor de almacenaje, porque en ésta cabe justito justito un pañal quitando la capucha y abajo un par de tarjetas y el móvil, me tengo que apañar con una mochilita a la espalda.

  3. Laura

    Entonces cual me recomendais para comprar, la ergobaby o la boba? He visto que hay un monton, vaya lio!

    • Es difícil decirlo, Laura. Lo importante es que sea ergonómica, es decir, que sea respetuosa con la fisiología del porteador y del bebé. Cualquiera de ellas es una buena opción, depende de el uso que quieras darle.
      Si te parece, como aún tienes unas semanas, aclararé las razones que me llevaron a decidirme por unos portabebés o por otros en unos días, a ver si te puede ayudar.

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén