Il Gufo

Y como de casta de viene al galgo, yo también tengo unos padres “viajarines”. Desde muy pequeños nos han llevado con ellos de aventura, nos han hecho descubrir el mundo desde la más tierna infancia en la que pasábamos los veranos en Turquía después de algún periplo por Europa, en una época en la que no existía internet, ni móviles, ni GPS ni nada con lo que planificar un viaje de antemano. Así aprendimos a disfrutar de museos, conocer otras costumbres y religiones, empaparnos de otras culturas, probar nuevos sabores… Creo que todo ello fue increíblemente enriquecedor para nosotros, por eso que estaba convencida a pesar de las voces en contra de que sí que se podía viajar con niños. Espero que Eva de mayor también tenga ese gusanito viajero.

Los regalitos de los abuelos

Ya me estoy yendo por las ramas, a donde en realidad quería llegar es que han aprovechado este puente para irse a Italia, y cómo no, han vuelto con regalos para la niña de sus ojos. Primero, esta camiseta:

Camiseta de la abuela.

Estoy segura de que mi madre se arrepentirá de ella en algún momento (la traducción es más o menos “si mamá dice que no, ¡pídeselo a la abuela!”). Luego, un CD de canciones infantiles, muy apropiado para este blog:

Nanas italianas

Y por último… ¡Maravilla! Un vestidito de lino espectacular, pero qué buen sentido de la estética tienen los italianos. Estaba segura de que me iba a gustar sólo con ver el envoltorio: la bolsa tan sobria pero robusta y con el lacito de cuadrados, la cajita fina con una cinta  de adorno en las esquinas y ese papel de seda para proteger.

Caja de empaquetado.

Los catálogos impecables, uno de calzado y el otro de ropa.

Catálogos.

Y finalmente, he aquí este modelo tan sencillo y fresquito para el verano con el que me voy a tener que contener seriamente para no comérmela:

Vestido

VestidoDetalle de etiqueta.Detalle de hombro.Detalle del bajo.Detalle del escote

Recuerdo haber pasado por delante de la tienda y haberme encantado, pero como iba con prisa no llegué a entrar (en Florencia). Mi madre me ha dicho que le ofrecían cambiar el modelo si no me convencía haciéndose ellos cargo de los gastos de envío, así da gusto. He investigado por internet y tienen menos modelos, pero no defrauda. Son modelos sencillos de una calidad excepcional. El precio, eso sí, muy alto. Si queréis comprar un capricho para vuestros retoños, il Gufo os gustará.

¿Os ha gustado? ¿Conocíais ya esta marca?

También te puede interesar...

Anterior

Cucharas, cucharas, cucharas

Siguiente

Siete meses viajando

6 Comentarios

  1. Maria

    No la conocía, super bonita. Seguro que Eva estara preciosa, pon alguna foto en verano con el

    • No te quepa ninguna duda, María, de que a estar para comérsela y de que pondré un post para presumir de princesita
      ¡Me alegro de que te haya gustado!

  2. Laura

    Genial la camiseta! A mi madre le vendria bien una, que es el primer nieto y la veo venir, jajaja

    • Seguro que está emocionada, Laura. En el caso de Eva también era la primera por mi parte.
      La camiseta es muy simpática, todavía es grande para ella, pero no me cabe la menor duda de que la exprimirá bien, ¡estos niños saben latín!

  3. ¡Hola a todos! Esta tarde de domingo estamos escuchando el arriba citado CD de canciones infantiles (Buonanotte Fiorellino) mientras le doy la merienda a Eva. Tengo que decir que es precioso. Agradezco que no tenga cantantes sino que sea puramente instrumental, con campanitas. Son canciones de música clásica tradicional o de autores conocidos como C. Saint-Saens o P.I. Tchaikovsky versión nana. ¡No podía dejar de comentarlo!

  4. Muchos Gracias for your forum.Much thanks again. Want more. Norene

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén