Son los síntomas que anteceden al parto y que ayudan a que el cuello del útero se vaya preparando para este momento.