Óvulo fecundado en las primeras fases de desarrollo. A partir de los tres meses de gestación pasa a denominarse feto.