Consiste en el crecimiento de tejido endometrial fuera del útero. Todavía no existe una cura conocida, aunque se puede recurrir a la cirugía, el tratamiento hormonal o analgésicos para tratar el dolor.