Es una técnica quirúrgica consistente en una incisión realizada en la parte inferior del abdomen y del útero para extraer al bebé. Se suele utilizar anestesia epidural.